top of page

Exponen hablantes de pueblos originarios en el Congreso Estatal necesidades urgentes

La sesión solemne del Congreso del Estado del 21 de febrero se denominó “Las lenguas toman la tribuna”, dónde la titular de la Secretaría de Cultura, Alejandra Enríquez, en compañía de mujeres de cuatro comunidades originarias del estado, expusieron las necesidades más urgentes para el correcto uso de las políticas lingüísticas actuales.


La sesión fue parte de las actividades para conmemorar el Día Internacional de la Lengua Materna 2023 y estuvo coordinada por el Congreso Estatal y la Secretaría de Cultura del Estado de Chihuahua, a través del Departamento de Culturas Étnicas y Diversidad.


“Estoy consciente de los retos que enfrentamos pero también quiero exhortarlos desde esta tribuna para tomar acción. Estoy segura que debemos generar condiciones para proteger a los hablantes y asegurarnos que hablarlas, sea un motivo de orgullo y no de discriminación”, dijo la secretaria de Cultura, Alejandra Enríquez.


La funcionaria profundizó en el tema y señaló: “Trabajemos juntos para establecer acuerdos y leyes que garanticen sus derechos lingüísticos y culturales. Nuestra incidencia será con una perspectiva amplia e inclusiva, para llevarla a medios de comunicación, espacios educativos, recintos judiciales y de salud”.


Dijo que los servidores públicos están obligados a valorar el uso de las lenguas y dignificar la educación de las comunidades indígenas de la entidad, mediante una enseñanza bilingüe de calidad que garantice la conservación de esta herencia cultural que enriquecen la diversidad de Chihuahua.


La representante del pueblo Ódami Alma Rivas, manifestó: “En la actualidad hay muchos jóvenes, niñas y niños que están perdiendo su identidad y esto a raíz de la discriminación. Es una tarea del Congreso garantizar los derechos lingüísticos de las personas que hablamos un idioma diferente al español”, dijo.


Francisca Santaneño, hablante del idioma guarijó, exhortó a las personas que se dedican a la artesanía moderna, a que no dejen de lado sus costumbres por respeto hacía sus ancestros: “Me gustaría que otras mujeres Guarijó se animen a hacer artesanías, a seguir haciendo nuestras costumbres, fiestas y traer nuestra vestimenta, hablar nuestro idioma que es muy importante”, señaló.


Raquel García, de la comunidad Chatino, comentó: “No necesitamos programas asistencialistas, no son nuestros defensores ni amos, ni son los sabios de nuestro mundo, lo mejor que pueden hacer es ofrecer programas de autoempleos, programas autosustentables, no despojos de nuestras tierras, no despojos de nuestras creaciones, estamos cansados de pedir la valoración de nuestras palabras transmitidas en nuestro idioma”, puntualizó.


Para finalizar, Oralia Carrillo, hablante del idioma ralámuli, expresó las circunstancias y adversidades por las que una persona hablante de un idioma originario tiene que atravesar: “Cuando entré a la escuela me vi obligada a aprender español ya que la clase y todo es en ese idioma, pero no me afectaba tanto puesto que las compañeras hablaban la lengua y siempre nos comunicábamos así”.




6 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page